OIP

Presidente Rodrigo Chaves reacciona tras la liberación de dos hombres que amenazaron a dos agentes encubiertos del OIJ con AKA-47

Es tan impactante la mala noticia que hasta el presidente Rodrigo Chaves reaccionó en su perfil de red social X: «Sin comentarios. Ya he dicho todo lo que había que decir. Evidencia mata mentira». Valoró.

No da para más. Esto dice la ley

Artículo 195 del código penal sobre las amenazas agravadas: «Será sancionado con prisión de quince a sesenta días o de diez hasta sesenta días multa, a quién hiciere uso de amenazas injustas y graves para alarmar o amenazar a una persona, si el hecho fuere cometido con armas de fuego, o por dos o más personas reunidas, o si las amenazas fueren anónimas o simbólicas», por lo que el delito cometido por ambos hombres, no da para la prisión preventiva.