CARBONO

PNUD apoyará a Costa Rica para contabilizar el carbono del suelo de sus bosques.

San José, 12 dic (EFE).– Costa Rica contabilizará con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) el carbono orgánico de los suelos (COS) de sus bosques con el objetivo de brindar la prestación de servicios ambientales ligados a la conservación, informó este martes el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

Costa Rica inició la ruta oficial para cuantificar el COS de sus bosques con la búsqueda de una empresa consultora que realice las primeras mediciones. Esta contratación es el resultado de un proceso liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Proyecto REDD+ Pagos Basados en Resultados (PBR), de la mano con el ministerio.

s hora de ampliar ese horizonte, determinar las reservas de carbono en el suelo y contarle al mundo cuáles servicios ambientales ofrece Costa Rica en este ámbito”, explicó el representante residente del PNUD Costa Rica, José Vicente Troya.

Troya recordó que durante muchos años Costa Rica, al igual que otros países, se ha concentrado en evitar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que contribuyen al cambio climático, atendiendo la parte aérea de los sistemas forestales, mediante la conservación de los bosques.

«Esto ha sido un gran logro (para el) país, impulsado principalmente mediante la protección de áreas silvestres y el pago por servicios ambientales, que tantos reconocimientos han dado a la nación», apuntó.

Según las autoridades, con este esfuerzo el país podrá reportar más carbono por unidad de área de superficie y el reconocimiento de financiamiento climático va a ser por la deforestación y degradación evitadas.

A partir de este reporte, se podrá actualizar el Nivel de Referencia de Emisiones Forestales (NREF) nacional y será posible visibilizar el papel de Costa Rica en la prestación de servicios ambientales ligados a la conservación del carbono de los suelos, así como abrir posibilidades para recibir más recursos del financiamiento climático.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el suelo es un reservorio que contiene más carbono que la atmósfera y la vegetación terrestre en conjunto. De esta forma, los suelos son valiosos sumideros de carbono que requieren monitoreo y conservarlos es crucial para mitigar la crisis climática.

“Costa Rica cuenta con cerca de un millón de hectáreas de bosque secundario creciendo. Pero probablemente a mediados de la siguiente década ese bosque estará maduro y su efecto de compensación de emisiones disminuirá en términos de biomasa aérea, por lo que hay que pensar en otras oportunidades para recibir financiamiento climático», afirmó el director ejecutivo del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo), Jorge Mario Rodríguez.

El experto añadió que el «mayor potencial de cuantificación» que tiene Costa Rica para reclamar créditos de carbono está en el carbono del suelo. Por eso, se requiere construir una línea base, para contabilizar el inventario de carbono y reclamar fondos internacionales en el caso que se obtengan valores positivos. EFE