PROTESTA-AGRICULTORES-ALEMANIA-RESTRICCIONES-A-LOS-FERTILIZANTES

Los agricultores alemanes inician una semana de bloqueos con sus tractores en protesta contra el recorte de subvenciones

Los agricultores alemanes han sacado sus tractores a las calles y autopistas del país en protesta contra la supresión de subvenciones al sector. Las barricadas formadas por más de 10.000 tractores se mantendrán durante toda la semana, un bloqueo que por sus consecuencias en las vías de acceso a las grandes ciudades ha sido calificado desde el Gobierno de «desproporcionado».

A mediados de diciembre, el tripartito que dirige el canciller Olaf Scholz acordó un paquete de medidas para cerrar el agujero de mil millones de euros en el presupuesto federal tras una sentencia del Tribunal Constitucional Federal. Entre ellas figuraba la supresión del llamado gasóleo agrícola y la exención del impuesto sobre vehículos de motor para los agricultores. Según el Gobierno federal, el tipo de desgravación se reducirá un 40% en 2024. En 2025 y 2026, habrá una nueva reducción del 30% en cada año, lo que significa que ya no habrá subvención para las cantidades consumidas en 2026. El reembolso de las cantidades consumidas en 2024 se mantendrá sin cambios. En concreto, se trata de la normativa por la que las empresas agrícolas pueden recibir una devolución parcial del impuesto energético sobre el gasóleo, con un reembolso de 21,48 céntimos por litro.

Pese a las mejoras del Gobierno, el presidente de la Asociación Alemana de Agricultores, Joachim Rukwied, las considera insuficientes. «Esto sólo puede ser un primer paso. Nuestra posición sigue siendo la misma: las propuestas de recortes deben retirarse de la mesa. Lo que está en juego es la viabilidad futura de nuestra industria y la producción nacional de alimentos. Por tanto, seguimos comprometidos con nuestra semana de acción», reza un comunicado de prensa de la Asociación Alemana de Agricultores.

Las barricadas se mantendrán por tanto y la preocupación de las autoridades de interior es que extremistas de derechas y participantes de la escena ‘Querdenker’ puedan infiltrarse en las movilizaciones. Según un informe de Welt am Sonntag, la Oficina Federal de Policía Criminal, ha encontrado en Internet llamamientos en este sentido. En ellas se habla de huelga general y disturbios. La asociación de agricultores ha hecho por ello un llamamiento a los participantes para que se abstuvieran de manifestarse frente a los domicilios de los políticos o de entablar hostilidades personales.

En cada uno de los estados federados se prevén acciones diferentes. En Baden-Württemberg se prevén convoyes de tractores y vigilias. Se están organizando campañas de mayor envergadura en Mannheim, Heilbronn, Ravensburg, Karlsruhe y Stuttgart. En la capital, habrá una concentración en Cannstatter Wasen seguida de una caravana. Según los organizadores, participarán al menos 150 vehículos. El viernes tendrá lugar otra acción de protesta con más de 1.000 vehículos.

En Baviera, la jefatura de policía informó de obstrucciones del tráfico en muchos lugares, por ejemplo porque las carreteras sólo eran transitables por un carril o las vías de acceso a las autopistas estaban bloqueadas en algunos momentos. La policía pidió a los conductores de tractores que despejaran las carreteras. «Las salidas de las autopistas son la línea roja», dijo un portavoz de la policía en Alta Franconia. También es probable que se produzcan graves problemas de tráfico en muchas grandes ciudades. En Múnich, varios miles de agricultores tienen previsto protestar hoy en la Odeonsplatz. Como la mayoría de ellos se desplazan con tractores, es previsible que se produzcan importantes atascos. La policía muniquesa recomienda abstenerse de viajar en coche. Según el Bayerischer Handwerkstag, otros gremios como panaderos, carniceros y molineros también quieren participar en las protestas. La protesta de los comerciantes de la alimentación se dirige principalmente contra la nueva subida del IVA al 19% para los alimentos en la hostelería, así como contra la supresión de los frenos a los precios de la electricidad y el gas, el aumento de la tasa de CO2 y el nuevo peaje para camiones.

Thorsten Grimm, vicepresidente regional de la Unión Alemana de Policía (DPolG) en Baviera, teme que las protestas de los agricultores de esta semana supongan una sobrecarga masiva para la policía. «Muchas de las acciones no sólo sobrepasan los límites legales, sino que algunas de ellas suponen además un peligro para el tráfico y una amenaza para la seguridad y el orden públicos», afirmo Grimm y añadió que la policía está protegiendo las asambleas y, por tanto, la Ley Fundamental con un gran número de agentes en toda Baviera y Alemania, lo que nos llevará al límite absoluto la próxima semana».

En Berlín, la avenida hasta la Puerta de Brandemburgo permanece cerrada. También se han anunciado acciones en autopistas, supermercados y gasolineras.

El lunes 15 de enero habrá una gran manifestación central en la capital, a la que se sumará una movilización a escala nacional.