Indignación familiar: Madre del joven Gerardo Cruz se enteran que las mujeres sentenciadas les han bajado las penas

Por el crimen de Gerardo asesinados años atrás fueron condenadas Samady Fonseca Fernández y la hija de ella, Kristina Valerín Fonseca, a 30 y 25 años de cárcel respectivamente, sin embargo, el 6 de diciembre del 2019 se hizo una revisión de la pena y a cada una le bajaron cinco años, pese a que el Ministerio Público había pedido mantener las penas y ahora recientemente se dice que una de ellas podría quedar en libertad.

Fonseca fue condenada a 30 años de cárcel y su hija a 25 años. Según la acusación planteada, las mujeres fueron las autoras intelectuales del asesinato del joven Cruz. Al parecer, la víctima y Fonseca habrían tenido una relación sentimental y ella decidió vengarse, después de que él decidió poner fin al romance.