COOOOOOOOOOOOOO

Hospital Tony Facio realizó exitosa cirugía para tratar trastorno que impedía a paciente alimentarse con normalidad

specialistas del hospital Tony Facio realizaron con éxito, por primera vez en ese hospital, una Esofagomiotomía de Heller bajo técnica laparoscópica, en un paciente con acalasia esofágica.

Se trata de un trastorno del movimiento del esófago poco frecuente, provocado por la inflamación y degeneración de las neuronas de la pared del esófago, su causa en la mayoría de los casos es desconocida.

“El problema involucra el anillo muscular que se ubica donde el esófago y estómago se unen, llamado esfínter esofágico inferior (EEI), en los pacientes con acalasia, este anillo se encuentra sumamente cerrado y apretado. Afecta por igual a hombres y mujeres, puede ocurrir a cualquier edad, pero el diagnóstico es más común entre los 25 y 60 años”, explicó la Dra. Paola Quinde Cobos, cirujana a cargo del procedimiento.

Manifestó, además que, esta condición genera falla de la relajación del EEI y pérdida de la capacidad del esófago distal para avanzar la comida hacia adelante (peristaltismo), lo cual, se traduce en la imposibilidad de un adecuado paso de comida, desde la boca hacia estómago, así como una dificultad de leve a extrema para ingerir alimentos sólidos y líquidos.

La intervención se realizó en un paciente de 42 años, vecino de Puerto Viejo de Limón, a quien, bajo técnica laparoscópica, se le realizó la Esofagomiotomía de Heller, un tratamiento quirúrgico dirigido a resolver la acalasia en la gran mayoría de los pacientes.

La cirugía consistió en separar las fibras del músculo esofágico del esfínter esofágico inferior, con el objetivo de disminuir la zona de alta presión en la parte del esófago que se encuentra más cerca del estómago, lo que conlleva a un adecuado paso de los alimentos.

“Se realizó una endoscopía durante la cirugía para verificar que toda la zona estrecha del esfínter fuera liberada y finalmente, se sutura el fondo del estómago alrededor del esófago para asegurar que el paso permanezca abierto con el tiempo (funduplicatura)”, detalló la Dra. Quinde.

La técnica es mínimamente invasiva, lo cual permite que el paciente refiera menos dolor tras el procedimiento, menor riesgo de infecciones y un regreso más rápido a sus tareas cotidianas con una mejor calidad de vida.

La especialista aseguró que, tras el procedimiento, el paciente mostró una recuperación satisfactoria, regresó a su hogar un día después de operado y recibió educación con respecto a la progresión de la dieta, hasta lograr ingerir todo tipo de comida.

Asimismo, ha mostrado una importante reducción de sus síntomas con el consecuente mejoramiento de su calidad de vida y la de su familia.

Un equipo interdisciplinario del hospital limonense integrado por especialistas en cirugía, gastroenterología y anestesia ejecutó con éxito la intervención quirúrgica.

Asimismo, se contó con la coordinación y el valioso aporte de la Dra. Ericka Porras Alfaro, cirujana general del hospital Maximiliano Peralta y del personal de sala de operaciones, en el que se sumaron profesionales en enfermería, instrumentistas y asistentes.

El Dr. Daver Vidal Romero, director del hospital Tony Facio, manifestó que este nuevo logro quirúrgico es motivo de profundo orgullo y evidencia, una vez más, la alta calidad técnica y profesional de sus funcionarios y de la capacidad resolutiva que ofrece ese establecimiento de salud a toda la población limonense.

“Nuestro hospital se fortalece y optimiza su capacidad de respuesta al atender cada vez más patologías quirúrgicas complejas, gracias a la inmensa voluntad y capacidad técnica de equipos de trabajo comprometidos con el bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de toda la población usuaria”, finalizó el director médico.