grgrgrgrgrgrgrgrgrg

Hospital San Juan reabre Programa de trasplante renal con donante cadavérico

Tras recibir la autorización emitida por el Ministerio de Salud para llevar a cabo trasplantes renales con donantes cadavéricos el hospital San Juan de Dios reabrió a partir de este viernes 26 de abril su Programa de trasplante renal con donante de fuente cadavérica.  

Ese establecimiento de salud,cuenta con un equipo especializado y preparado para atender de manera inmediata la alerta por posibles donantes y llevar a cabo los operativos de trasplante de riñón. Nefrología, Urología, Vascular Periférico, Anestesiología, Sala de Operaciones, Unidad de Cuidados Intensivos, Enfermería, Radiología, Medicina Nuclear, Laboratorio Clínico, Farmacia, Trabajo Social y la Coordinación Hospitalaria de Donación y Trasplantes conforman este equipo. 

Para la Dra. María Eugenia Villalta Bonilla, directora general de este centro médico, esta reapertura representa grandes beneficios para los pacientes.

“Con esta reapertura, los pacientes regresarán al hospital San Juan de Dios, y serán atendidos en nuestro centro médico por un grupo humano preparado y especializado. Además, este establecimiento de salud cuenta con condiciones aptas y oportunas para atenderlos de manera expedita”, agregó Villalta.

Por su parte el Dr. Álvaro Herrera Muñoz, jefe del Servicio de Nefrología, expresó “… tengo el honor y el privilegio de comunicar a todos los pacientes del hospital San Juan de Dios y en especial a los pacientes a cargo del servicio de Nefrología que están a la espera de un trasplante renal de fuente cadavérica que hemos vuelto a casa… estamos habilitados por el Ministerio de Salud para volver a realizar este tipo de trasplante”.

Asimismo, este centro médico insta a la población a expresar su voluntad de donar órganos y tejidos, y de esta manera salvar muchas vidas.

La orden sanitaria que autoriza estos procesos en el hospital San Juan de Dios fue dada por el ente rector con una duración de cinco años.

PROCESO PARA PROCURACIÓN Y TRASPLANTE DE ÓRGANOS:

Identificación: Se identifica a un paciente con daño cerebral grave o con fallo circulatorio y sin contraindicación médica aparente para la donación de órganos.

Notificación: Se comunica a la coordinación Hospitalaria de Donación y Trasplante la existencia de un posible donante.

Valoración: Se realizan exámenes al posible donante de órganos y tejidos para determinar su estado clínico.

Certificación: Se procede a informar al médico especialista neurólogo o neurocirujano para la valoración, declaración y certificación de muerte encefálica.

Comunicación: Una vez dada la declaración de muerte encefálica se comunica a la familia y posteriormente se procede a la entrevista para conocer la voluntad del fallecido ante el acto de ser donante de órganos.

Evaluación: Ante la anuencia de la donación, se procede por parte de la coordinación hospitalaria y los equipos trasplantadores a realizar estudios especiales que confirmen la viabilidad de los órganos.

Asignación: Se notifica a la Secretaría Ejecutiva Técnica de Donación y Trasplantes del Ministerio de Salud la existencia de un potencial donante de órganos para la distribución de acuerdo con la lista nacional.

Extracción: La coordinación hospitalaria gestiona en sala de operaciones la hora de inicio de la procura de los órganos; una vez dada la aceptación por parte de los equipos quirúrgicos se informa al servicio donde se encuentra el cuerpo en oxigenación para su eventual traslado.

Conservación: Se realiza el traslado de los órganos y tejidos en sustancias con equipo especializado que garantice un buen estado de los órganos hasta su posterior implante. 

Trasplante: Cuando los órganos llegan al centro hospitalario respectivo se procede al implante de estos en los receptores mediante intervenciones quirúrgicas y de esta forma culmina el proceso.