IMG-20240614-WA0129

Enorme quiebre en alta mar | Guardacostas detuvo a tres costarricenses y un nicaragüense con más de 1.300 kilos de cocaína a bordo de lancha

  • El patrullaje conjunto sigue siendo vital para debilitar las estructuras narcotraficantes
  • Ministerio de Seguridad supera ya las 9 toneladas de cocaína decomisadas en lo que va del 2024

La lucha contra el narcotráfico no cesa en los mares costarricenses. Este viernes, como parte del Patrullaje Conjunto con Estados Unidos, el Servicio Nacional de Guardacostas del Ministerio de Seguridad capturó, en el Pacífico central, una lancha cargada con 1.349 kilos de cocaína.

La alerta de una nave sospechosa fue girada luego de que una aeronave estadounidense detectara una lancha rápida cargada con lo que podría ser droga, la cual se desplazaba hacia el litoral costarricense.

En respuesta a la alerta, de inmediato una embarcación del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) del Guardacostas fue desplazada y, los oficiales interceptaron, a 67 millas náuticas (124 kilómetros) de Quepos, una lancha rápida de 32 pies de largo, sin nombre, sin bandera, ni matrícula, propulsada por tres motores de 200 caballos de fuerza cada uno.

A bordo de la nave los guardacostas encontraron nueve estañones, cinco pichingas, todos con aparente combustible y aproximadamente 44 bultos con aparente droga.

La embarcación era tripulada por tres costarricenses, uno de ellos de apellido Juárez, de 52 años y quien era el capitán, así como otro de apellido Coronado, de 55 años y Joslin de 35 años, este último había sido privado de libertad años atrás, además de contar con partes policiales por robo agravado, todos del distrito de Chacarita, cantón de Puntarenas, además de un nicaragüense apellidado Ponce, en condición migratoria irregular.

Una vez asegurada la escena los oficiales trasladaron la embarcación sospechosa, sus tripulantes y toda la carga que transportaban hasta la estación de Guardacostas de Quepos.

El caso quedó en manos del Ministerio Público y agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD), quienes se encargaron de las diligencias correspondientes, tras lo cual se logró determinar que se trataba de 1.349 paquetes de aproximadamente un kilo de cocaína cada uno.

Con esta incautación suman ya 9,2 toneladas el total de cocaína decomisada en lo que va del año, mientras que de marihuana se han incautado 7,4 toneladas de marihuana.