hgfhghghghghg

En al menos diez por ciento del total de mesas electorales, TSE pondrá en marcha un plan piloto de boleta única electrónica de votación.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), para los comicios municipales del 4 de febrero de 2024, pondrá en marcha un plan piloto de papeleta única electrónica; un «mecanismo» automatizado al momento de votar.

En conferencia de prensa, magistrados de ese poder de estado costarricense, informó que la iniciativa tecnológica se aplicará en 499 juntas receptoras de votos (JRV), lo que equivale a menos del 10% del total de mesas ubicadas en todo el territorio nacional. Los dispositivos se distribuirán en diferentes lugares del país, específicamente en sitios donde se registró el mayor porcentaje de participación en las elecciones municipales de 2016 y 2020.

En la praxis similar a lo de los bancos y otros pagos electrónicos; permite que el votante que acude a la mesa de votación, se le otorga una boleta que introduce en la pantalla y procede a buscar su partido de preferencia y posterior elige al alcalde, regidor y síndico. Una vez realizado este proceso, se imprime la boleta, y doblada, se deposita en la urna de votación. VÍDEO EXPLICATIVO 🎥

Según el TSE, el costo de este programa piloto ronda el millón 900 mil dólares y todo forma parte de innovaciones encaminadas a optimizar cada proceso electoral, antes, el TSE ha llevado a cabo estudios con el fin de evaluar la viabilidad de incorporar nueva tecnología en sus procesos, respondiendo a la necesidad de introducir mecanismos que faciliten a los integrantes de las JRV el cierre de la votación, al agilizar el conteo preliminar de votos y la emisión de las actas de cierre, lo que a su vez reducirá el tiempo necesario para comunicar los resultados electorales y mitigará posibles riesgos asociados a errores en el llenado de las actas.

La implementación de este proyecto, programado para febrero de 2024, también obedece al constante aumento en la cantidad de partidos que participan en cada contienda electoral, que ha influido de manera considerable en los tiempos para concluir el proceso de cierre de votación y en la eficiencia en el llenado de actas, generando retrasos en la transmisión de datos y el procesamiento de la información necesaria para divulgar el resultado provisional de la elección.