1234-946b4

ATENCIÓN: Caja Costarricense del Seguro Social realizará 7,110 mamografías durante 44 semanas de trabajo

La unidad móvil de mamografías ya inició su ruta para este 2024 y estará visitando ocho diferentes áreas de salud pertenecientes a cinco regiones del país, esto gracias a Alsalus, alianza público-privada conformada por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Hospital Clínica Bíblica, Auto Mercado y la Fundación ALIARSE.

De acuerdo con la Dra. Maureen Fonseca, de la Coordinación Técnica del Cáncer de la CCSS y encargada de la coordinación de las visitas de esta unidad móvil, la meta para este año es poder realizar más de 7 110 mamografías durante 44 semanas de trabajo.

Según mencionó la especialista, el cronograma de visitas se estableció de la siguiente manera:

Se dará inicio con la región Pacífico Central en al área de salud Paquera, del 15 de enero al 1 de febrero y posteriormente en la región Chorotega en al área de salud Jicaral- Islas en febrero. Las áreas de salud Cóbano y La Cruz también se encuentran dentro de las que recibirán la visita, en fechas que próximamente se estarán anunciando.

En la región Central Norte se tiene contemplado visitar las áreas de salud Horquetas y Puerto Viejo de Sarapiquí entre mayo y julio.

Para el segundo semestre, se visitará en la región Huetar Atlántica, el área de salud Talamanca y la región Central Sur el área de salud Los Santos.

Se espera finalizar la ruta de la unidad móvil de mamografía en la región Chorotega, en el área de salud La Cruz, en diciembre.

Las mujeres que podrán realizarse una mamografía en esta unidad deberán tener entre 45 y 69 años y que no se hayan realizado mamografías en los últimos dos años.

Sólo se realizarán mamografías de tamizaje; es decir, a población sana que en principio no tenga factores de riesgo. No se harán estudios urgentes ni complementarios, los cuales deberán tramitarse como parte del proceso normal de atención que tiene la institución para estos casos.

Según mencionó la Dra. Fonseca, se atenderá a población tanto asegurada como no asegurada, ya que al estar dentro del marco de la alianza, los costos de la mamografía de la población no asegurada no recaen directamente sobre la atención de la seguridad social, y las personas no deberán realizar un pago adicional por recibir esta atención.

Idealmente deben ser vecinas del área de atracción, ya que los cálculos de la cantidad de mamografías que se van a realizar se hacen con base en la información que es suministrada por parte de las direcciones de red. Sin embargo, se aceptará a personas que pertenezcan a otras unidades.

Cuando las pacientes no aseguradas tienen un estudio alterado, hay algunos estudios complementarios que sí están cubiertos por la Alianza, pero no necesariamente otro tipo de tratamientos que eventualmente pudiera necesitar la paciente, por eso es importante que durante el proceso, de forma paralela se les informe a las pacientes sobre las opciones y formas de aseguramiento disponibles en la institución, es un trabajo conjunto y una responsabilidad compartida.

En la población no asegurada es sumamente importante considerar lo siguiente:

  • que la persona presente algún documento de identificación, cédula, pasaporte, etc.
  • que tenga datos de contacto, nombre, correo electrónico, dirección, número de teléfono, de manera que se pueda contactar en caso de tener un estudio alterado.
  • deben tener un número de identificación en edus (que es asignado por el área de salud al solicitar la cita de la mamografía)

Alsalus está conformada por la CCSS, institución que define la ruta de la visita de la unidad móvil, la logística de los procesos antes, durante y después de la visita de la unidad móvil, coordina el almacenamiento y lectura de las mamografías y articula la gestión de la atención oportuna en red de las usuarias.

Además, de parte del sector privado, regulado mediante un convenio de cooperación, participan el Hospital Clínica Bíblica, que gestiona la operación de la unidad móvil, la empresa Auto Mercado que se encarga de la recaudación de fondos y el financiamiento para la operación de la unidad móvil y la Fundación Aliarse, que es la secretaría técnica que brinda soporte en la gestión de alianzas público-privadas para el desarrollo.

UNA ALTERNATIVA EN REGIONES ALEJADAS Y CON POCA DENSIDAD DE POBLACIÓN

La unidad móvil de mamografías surge como una alternativa para resolver la demanda de estos estudios en regiones que por sus características no reúnen las condiciones para colocar un mamógrafo fijo, por lo que se hacía necesario valorar otras opciones que permitieran ese acercamiento a las comunidades para generar accesibilidad y equidad en la posibilidad de que las personas se pudieran realizar estos estudios.

Poblaciones que están en zonas muy distantes de los centros de mamografía o que la red de transporte público no es lo suficientemente ágil como para permitir que las personas se puedan movilizar con facilidad.

A partir de estas circunstancias, se visualizó una figura con la que la institución no contaba, que era la unidad móvil de mamografía. Se visualizó un mamógrafo que pudiera desplazarse a esas comunidades que tenían dificultad de acceso geográfico o un gran distanciamiento de los centros fijos de mamografía y poder incentivar y motivar a las personas a que se pudiesen realizar estos estudios. Es a partir de aquí que surge la Alianza Alsalus.

Aunque se han definido quince áreas de salud como prioritarias para el trabajo con la unidad móvil, esta unidad móvil de mamografía no tiene la capacidad de cubrirlas todas en un año. Es por esto por lo que Alsalus también está trabajando en otras estrategias que permitan aumentar la capacidad instalada de la alianza y poder contar eventualmente con una segunda unidad móvil que permita cubrir las quince áreas de salud en un año.