421699126_908983704568631_3682142410210990816_n

Asesinan a otro oficial de la fuerza pública

Bryan Rivera, es el segundo oficial que cae en cumplimiento del deber durante el mes de enero 2024, a manos de narcotraficantes

Con relación a los lamentables hechos ocurridos el 24 de enero del presente año, en los cuales la Fuernza Pública perdió al oficial de la Fuerza Pública, Bryan Rivera, y otro resultó herido en la localidad de Herradura, Jacó, la policía informó:

El incidente fue reportado a través del sistema de emergencias 9-1-1, alertando a las autoridades sobre una situación crítica en el área del río Copey, donde se observaba a una persona siendo arrastrada, aparentemente sin signos vitales. En respuesta, dos unidades motorizadas de la Delegación de Jacó se desplazaron hacia el lugar.

Al llegar al sitio, los oficiales fueron recibidos con disparos a quemarropa por un grupo de individuos presentes en la zona. En el lamentable enfrentamiento, el oficial Bryan Rivera perdió la vida, mientras que otro oficial resultó herido, aunque su chaleco antibalas le brindó protección.

Es importante resaltar que, tras impactar al oficial en el chaleco, los delincuentes lo siguieron por varios metros, continuando con la agresión hasta que llegó más recurso policial. Esta conducta violenta evidencia la peligrosa naturaleza de la situación y la necesidad imperante de abordar la criminalidad en la región de manera decisiva.

Inmediatamente se coordinó la llegada de más recursos de las delegaciones de Puntarenas y Jacó para reforzar la situación. Una unidad Lince que se dirigía de Puntarenas a Jacó sufrió un aparatoso accidente cuando un vehículo imprudentemente realizó un giro en U, colisionando con una motocicleta de la Fuerza Pública. El oficial herido en este incidente fue trasladado en categoría roja al centro médico para recibir atención médica urgente.

Es crucial destacar que la zona donde ocurrieron estos lamentables sucesos está bajo la influencia de un individuo identificado como López González, alias «Oso», líder de la banda criminal conocida como la «Banda del Oso» la cual está compuesta por los nicaragüenses de la zona. Esta organización delictiva se ha asociado con actividades ilícitas como el tráfico de drogas, sicariato y extorsiones en la zona de Jacó, siendo también responsable de conflictos con grupos colombianos en el área de Garabito.

A pesar de múltiples decomisos de armas de fuego y drogas, López González ha logrado eludir sentencias debido a vacíos legales. La situación evidencia la urgencia de abordar de manera integral la problemática legal y criminal en la región.

La Fuerza Pública expresa sus condolencias a la familia del oficial fallecido y reitera su compromiso con la seguridad y la justicia en beneficio de la comunidad. Se continuará trabajando incansablemente para garantizar la paz y la tranquilidad en la zona.